Claves de la doctrina de IRPH del Tribunal Supremo

Aleidas abogados: abogados Galicia

Hoy, en Aleidas: abogados Galicia, analizamos una de las sentencias ¡Acompáñanos!

El Tribunal Supremo ha establecido jurisprudencia sobre el IRPH y no ha dejado indiferente a nadie. Sin duda, busca proteger a la banca frente al consumidor, pero vamos a ver cómo lo argumenta en su Sentencia 3613/2020, de 12 de noviembre.

Antecedentes de hecho

Don Carlos contrata un préstamo hipotecario con Caixabank de fecha 29 de mayo de 2006. Don Carlos se da cuenta de que su escritura de hipoteca contiene una serie de cláusulas suelo, entre ellas, la que impone como índice de referencia el IRPH. Acude a los Tribunales y, en primera instancia, estiman parcialmente la pretensión. Luego, en segunda instancia, desestiman recurso en relación con la cláusula IRPH. Finalmente, don Carlos lleva el asunto al Tribunal Supremo y, éste, desestima la pretensión. Antes de entrar a valorar la nueva doctrina, veamos que decía el Tribunal Supremo sobre el IRPH en su vieja doctrina que no abandona en la nueva.

Previously in the TS

Estos son los puntos claves de la vieja doctrina del Tribunal Supremo, y que siguen totalmente vigentes:

(i) La cláusula del contrato de préstamo hipotecario en la que se establece el IRPH como índice de referencia del interés remuneratorio es una condición general de la contratación si no se ha negociado individualmente.

(ii) No hay inconveniente en que un índice de referencia legal (aprobado por la autoridad bancaria) se incorpore al contrato como tal condición general de la contratación.

(iii) En cuanto que condición general de la contratación predispuesta y utilizada en un contrato celebrado con consumidores, puede ser objeto de control de transparencia.

(iv) Por el contrario, los tribunales civiles no pueden controlar el procedimiento bancario-administrativo por el que se configura el índice.

Novedades en la doctrina de IRPH del Tribunal Supremo

Transcribo textualmente el desconcertante enunciado del Fundamento Quinto de la Sentencia 3613/2020, de 12 de noviembre, y dice:

El control de contenido o abusividad: que la cláusula, eventualmente, no sea transparente, no quiere decir que siempre y automáticamente sea abusiva

Esto es fundamentalmente la novedad, y es que, viene a determinar que, el control de transparencia, solamente es un filtro que, de no ser superado, sirve de puente, o más técnicamente, presupuesto, para el sometimiento de la cláusula a un ciertamente novedoso control de abusividad. Este control de abusividad es superado si el banco actuó de buena fe y la relación negocial estuvo presidida por el principio de equilibrio, pero, ¿en qué consiste esto?

Equilibrio entre las partes: que no exista un desequilibrio importante entre los derecho y obligaciones entre las partes. Por ejemplo, cuando el consumidor tiene que soportar la totalidad de los gastos hipotecarios.

Buena fe: en relación a esto dice el Tribunal que para determinar la buena fe «habrá que comprobar si el profesional podía estimar razonablemente que, tratando de manera leal y equitativa con el consumidor, éste aceptaría una cláusula de ese tipo en el marco de una negociación individual«.

Estos dos elementos son los que determinarán si la cláusula supera el control de abusividad o no. En definitiva, la nueva doctrina viene a establecer un nuevo control o examen por el que tiene que pasar la cláusula. Este control lejos de reforzar la protección del consumidor, viene a debilitarlo para que una cláusula sea difícilmente declarada nula. Por otro lado, tenemos que destacar que justificación encontró nuestro Altísimo Tribunal para meternos semejante bola, y ahí va:

Únicamente hemos asimilado falta de transparencia a abusividad en supuestos muy concretos, como las denominadas cláusulas suelo, porque tales condiciones generales entrañan un elemento engañoso, cual es que aparentan un interés variable cuando realmente establecen un interés fijo sólo variable al alza y provocan subrepticiamente una alteración no del equilibrio objetivo entre precio y prestación […] sino del equilibrio subjetivo de precio y prestación

Sin comentarios…

Si te ha gustado esta entrada, quizás te interese IRPH: contradicción con doctrina del Tribunal Supremo

En Santiago de Compostela a 2 de diciembre de 2020

Aleidas abogados: abogados Galicia

Manuel Yugueros Fernández

Abogado

 

 

 

 

 

2 pensamientos sobre “Claves de la doctrina de IRPH del Tribunal Supremo”

    1. Buenos días Ana,

      Lo primero, muchas gracias por trasladarnos tu pregunta. Sí es posible reclamar el IRPH, pero la viabilidad de la pretensión es menor, dado que la nueva doctrina del Tribunal Supremo establece un control a mayores. Mientras que antes, la doctrina sometía el IRPH a un control de transparencia, ahora también se somete a un control de abusividad, lo que, en la práctica, implica una dificultad añadida para llegar a declarar la nulidad de la cláusula. Esperamos haberte ayudado, y en caso de más dudas, puedes dirigirte a nuestro correo electrónico aleidas@aleidasabogados.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *