¿Cómo hago para suprimir mi información de Google?

  • por
Derecho al olvido

Hoy en Aleidas nos paramos a analizar el derecho al olvido, una figura quizás desconocida para el público, pero muy usada en nuestros días para suprimir información sobre nosotros de Google.

Es posible que un día se publique información acerca de nosotros que no nos interesa que aparezca en Google, al fin y al cabo es el mayor motor de búsqueda del planeta. Es posible también que la información publicada en su día, carezca de relevancia actualmente, y por eso también deseamos que desaparezca, ¿pero cómo hago para suprimir mi información de Google? Hoy te explicaremos el «derecho al olvido» ¡Vamos allá!

¿Qué es el derecho de supresión o «al olvido»?

Se enmarca dentro del ámbito de la protección de datos personales. Este derecho nos da un mayor control sobre nuestros datos personales que aparezcan en la red. En ese sentido, se trata de que la persona, al ejercitarlo, tenga la posibilidad de requerir que desaparezcan ciertos datos, imágenes o vídeos de internet. En definitiva, podemos señalar al motor de búsqueda (como Google…) todas las URLS que estén vinculadas a nuestra persona para solicitar su supresión. Por lo general, Google tardará en torno a tres meses en responderte, y cuando lo haga, caben dos posibilidades: por un lado, que te notifique la efectiva supresión de tus datos; por el otro, que te notifique la negativa a suprimirlos, basándose en una ponderación entre el derecho al olvido y el derecho a la información, y habiendo resuelto que prime el segundo.

Derecho al olvido frente a derecho a la información

Lo primero que hay que saber es que no existe una máquina que nos diga qué derecho prevalece en todo caso, sino que es necesario analizar caso por caso para saber cuál de los dos derechos saldrá ganando. No te preocupes, quizás no podamos saberlo a ciencia cierta, pero sí hay criterios para ponderarlos. Luego no estamos ante una absoluta arbitrariedad en la que Google decide con base a criterios propios. El derecho a la información prevalecerá, en todo caso, cuando la noticia sea de interés público, o cuando, aun conteniendo información irrelevante, sea noticiable, es decir, que sea una noticia «fresca». Debemos tener en cuenta que el tiempo también juega una carta importante, por lo que es conveniente dejar que la información esté un tiempo razonable en internet. No cabe esperar que nos acepten la solicitud de supresión si la hemos interpuesto al día siguiente de publicarse la información.

También hay otros hechos menos comunes que pueden hacer prevalecer el derecho a la información. Esto es: que la noticia cumpla con obligaciones legales (contenido del BOE por ejemplo); cuando su finalidad sea puramente científica histórica o estadística (divulgativa); o cuando sirva para la formulación de reclamaciones.

¿Qué pasa si Google rechaza mi solicitud?

Pues tendremos que solicitárselo a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). Ésta contestará en plazo de un mes, prorrogable a dos, y contra su resolución cabrá recurso ante la misma. Si ninguna de estas resoluciones nos es favorable tendremos que acudir a la justicia ordinaria.

Este es el formulario que Google nos facilita para solicitarle la retirada de información, si no funciona correctamente, solamente tienes que copiarlo y pegarlo en la barra de búsqueda.

Si te ha gustado este artículo, quizás también te interese Acuerdo de renuncia a acciones judiciales

En Santiago de Compostela a 14 de octubre de 2020

Aleidas, abogados Galicia

Manuel Yugueros abogado

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *