IRPH: contradicción con doctrina del Tribunal Supremo

  • por
IRPH abogados Galicia

El Juzgado de 1º Instancia nº9 bis de Córdoba dicta una sentencia que entra en contradicción con la doctrina establecida por el Tribunal Supremo sobre IRPH

Como era de esperar, la resaca después de la fiesta ha llegado. Ya lo anunciábamos en la última entrada a la que os enlazamos abajo. El Tribunal Supremo se salta la jurisprudencia europea y nosotros pagamos el pato ¿Y quienes somos nosotros? pues todos los operadores jurídicos y, sobre todo, la gente, los usuarios ¡Vamos, a quienes servimos!.

La resaca llega de la mano de un Juzgado decente de Córdoba, concretamente el de Primera Instancia nº9 bis,  el cual ha estimado una pretensión de nulidad de cláusula IRPH basándose en lo que, a estas alturas, ya todos sabemos; que si hubo falta de transparencia en la contratación, entonces la cláusula es abusiva. Rechaza de este modo la disparatada doctrina que el Tribunal Supremo se fabricó entre bambalinas. Esto es, hubo falta de transparencia, pero no abusividad.

Es por eso que destacábamos que los operadores jurídicos y la gente somos los que pagamos la cuenta al final de la cena. Y es que argumentar contra derecho, por muy Tribunal con mayúscula que te creas, provoca un irremediable conflicto entre leyes y principios generales del derecho (en la ciencia jurídica llamamos a este fenómeno antinomia), y es entonces, cuando a la fiesta, acude el invitado indeseado, la inseguridad jurídica.

No se crean que no lo saben esos jueces que funcionan al margen de las reglas como si fueran dioses del monte Olimpo,  lo que pasa es que tienen derecho a equivocarse, a errar, y si lanzamos contra ellos una cruzada, también tienen derecho a rectificar. El tiempo es lo único que juega a su favor, lo saben, y lo usan. No nos olvidemos de eso.

Ah, os dejo un fragmento que resume la Sentencia del Juzgado de Primera Instancia nº 9 bis de Córdoba, que viene a sintetizar lo que es la vieja doctrina y, sea dicho de paso, la correcta interpretación de la norma:

Deberemos de partir de los criterios expuestos, el de incorporación en los términos de los
arts. 5 y 7 de la Ley 7/1998 y el de transparencia a fin de constatar que la información
suministrada permita al consumidor percibir que se trata de una cláusula que define el
objeto principal del contrato, que incide o puede incidir en el contenido de su obligación de
pago y tener un conocimiento real y razonablemente completo de cómo juega o puede
jugar en la economía del contrato (STS 241/2013, de 9 de mayo)

Os dejamos colgada la Sentencia por si estáis interesados en consultarla Sentencia del Juzgado de Primera Instancia nº9 bis de Córdoba 

Si te ha gustado esta entrada, quizás también te interese La bomba del Supremo: sí opacidad, no abusividad

En Santiago de Compostela a 25 de noviembre de 2020

Aleidas abogados: abogados Galicia

Manuel Yugueros Fernández

Abogado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *